18 mayo 2015

Reseña #84: Sensatez y sentimiento de Jane Austen

Un aprendizaje intenso para las hermanas Dashwood



 


Tipo de fan-ficción :
Pertenece al género del romance y ficción adaptado para todo tipo de público.

Sinopsis:
Dos hermanas, Elinor y Marianne, junto a su madre y su pequeña hermana Margaret se quedan desamparadas ante la muerte de su padre, el señor Dashwood. Su heredero, a pesar que que su padre le suplica que vea por sus hijas y viuda, serán dejadas a su suerte por la influencia de su mezquina esposa. Se ven obligadas a aceptar la ayuda de parientes en Somerset, durante su estancia en Holland, Elinor conoce a Edward, se enamoran pero su situación precaria no la hace apta como futura esposa Ferrars.

Las Dashwood se marcharán a su nueva casa donde harán nuevos amigos y pretendientes. Marianne se enamorará del guapo Willoughby quien preferirá el dinero al amor. Elinor verá sus esperanzas frutradas al conocer el compromiso secreto de Edward Ferrars con la engañosa Lucy Steele. Así las hermanas Dashwood enfrentarán duras situaciones que las pondrán a prueba viéndose vulnerables al amor, aprender de sus errores y actuar de acuerdo a lo que cada una representa como individuo.

Apreciación personal:
Es el único libro de la autora cuyo título tiene distintas traducciones: el que se ha utilizado de toda la vida es Sentido y sensibilidad, pero luego han surgido otras traducciones como Juicio y sentimiento, Sensatez y sentimiento y será este último el que utilice porque es la versión que he leído.

Sensatez y sentimiento es una historia cálida, la autora es hábil caracterizando a sus personajes. Elinor, a través de sus descripciones del coronel Brandon, deja evidente su gusto, su talento, y cómo es digna representante del juicio, sentido y sensatez. Cada porción de texto nos proporciona una Elinor que contrasta con Marianne en nombre del decoro sin que su antónimo sea negativo en relación de una hermana con la otra. Nos ofrece la posibilidad de pensar en las consecuencias de ambas cualidades, sus pros y contras. Hecho a hecho, cómo puede llevarte a la felicidad o desdicha, ser tan sentimental y ser tan juiciosa, ambas traen su parte de sufrimiento y su recompensa. Es inevitable querer a Elinor y a veces molestar tanto culto al control o no adorar los arrebatos sensibleros de Marianne y no sentirse conmovida por tanta sensibilidad hacia la música y la literatura. Vivir con pasíon versus vivir con mesura. Las dos caras de la moneda nos lleva a caminos singulares.
Jane Austen nos trae todo un abanico de personajes, desde muy divertidos y ridículos como pueden ser los Palmer, los Mitdelon, la señora Jennings... que compiten con la insensibilidad y alevosía de personajes como algunos Ferrars, Lucy Steele... Lo particular es la sorna con que Jane Austen los trata, a través de extensos textos  que nos hace reflexionar sobre aquella porción de Inglaterra del siglo XIX.

Sabemos que los personajes no son malos o buenos, son reales y auténticos de su época con ese toque de ironía que permite divertirnos con ellos. Esto me hace preguntarme hasta qué punto estamos dispuestos a reirnos de nosotros mismos y nuestras debilidades y nuestros méritos. Se trata de tomarlo con seriedad con un toque de banalidad. A través de la ironía intenta jugar con esos límites de lo riguroso y lo mordaz.

Creo que Jane Austen se tiene que haber divertido mucho escribiendo sobre la señora Palmer, personajes así son una caricatura de sí mismos, a su edad es como una adolescente que no deja de ofrecernos diversión en toda la historia.

«Estas palabras estaban de más, porque Elinor ya conocía el irritable refinamiento del espíritu de su hermana, y las injusticias que muchas veces la llevaba a cometer, así como la excesiva importancia que otorgaba a las delicadezas de una personalidad sensible, y a los detalles de una buena educación. Como medio mundo, si es que más de la mitad del mundo está formada por gente buena e inteligente, Marianne, con sus excelentes cualidades y su excelente disposición, no era razonable ni estaba libre de prejuicios. Esperaba de los demás opiniones y sentimientos iguales a los suyos, y juzgaba los motivos ajenos según el efecto inmediato que obraban en sí misma.»

Algo que debo destacar que azuzó mi curiosidad fue el egoísmo como base de dos personajes con distintos matices, primero reflejado en el personaje de Willoughby, el sufrimiento que causó a otras personas con cierta alevosía y pedantería que al final repercutió a él mismo en contraste con el egoísmo de Marianne, aunque ingenuo, atrevido, audaz e irreverente, propio de su desconocimiento o falta de experiencia. Luego, la diferencia de carácteres le hizo a uno autocompadecerse y a la otra actuar con su sentido de la justicia, aprender de sus errores.

Otro hecho que me llenó y caló en lo más hondo es la sensatez de Elinor, con todos aquellos párrafos de la filosofía que mueve a esta hermana, su valía me conmovió. Sentimientos de honestidad, de sentido común tan extraviados en el mundo de hoy que actuamos más en favor de nuestros propios intereses que olvidamos ser honestos con nosostros mismos.

Portada:
Hablar de las portadas es complicado por la proyección de la obra, hay una gran diversidad, desde las más trabajadas hasta las menos logradas. La portada del libro en papel que tengo es austera, casi minimalista, por los grandes espacios blancos donde predomina el título y quizá es la finalidad por la distinta traducción que tiene, la idea se ve reforzada por la imagen gris que, por su bajo color, casi se pierde con el fondo blanco. Además quiere destacar como un sello de calidad al gremio que pertenece el traductor, lo cual es importante ya que José Luis López Muñoz ha sido galadornado por su labor.  

Adaptaciones:
Sentido y sensibilidad (1985):
Una miniserie de siete capítulos de la BBC, en general está bastante bien adaptada al libro. Pero hay actuaciones un poco torpes o poco naturales en los momentos de representar la esencia de sus personajes, un ejemplo de ellos son los Palmer, muy forzada su participación en distintos momentos de la adaptación, aunque lo mismo sucede a lo largo de la serie con casi todos los personajes. Me parece que la representación de Edward Ferrars se ajusta mejor que otras actuaciones a lo que nos describe Jane Austen de él en su libro, eso no quita que se vea muy plano o un poco parco. Además al ser una adaptación tan antigua, el vestuario y los muebles quedan muy desfasados. Así mismo, es imperdonable que eliminaran la participación de la tercera hermana Dashwood, al ser una serie, habrán tenido oportunidades para dejarle participar y no dejar coja esta adaptación. Aún así es interesante no dejar de ver esta serie por todo lo que aporta a esta obra.
Sentido y sensibilidad (1995):
Una película galardonada por su buena adaptación, puedo estar de acuerdo con eso, pero la actriz que representa a Elinor Dashwood, a pesar de su excelente actuación, no se ajusta físicamente a las características del personaje y la misma sensación tengo con el actor que encarna al coronel Brandon; los demás actores están bastante bien ajustados y recalco la actuación de la señora Jennings y Lord John Middleton, no tanto porque se ajuste a lo marca el libro, sino porque en esta película han sabido transformar a dos personajes tan peculiares en caricaturas de sí mismos con mucha habilidad para plasmarnos la idea de lo que representan
Sentido y sensibilidad (2007):
Una miniserie de tres capítulos de la BBC, considero que es la que está mejor adaptada y caracterizada. Los actores, el guión, el vestuario, los escenarios... están muy bien puestos en escena. Mis favoritos son los actores que representan a Marianne y el coronel Brandon, principalmente, y a la que le faltó más chispa o intensidad es a la actriz que escenifica a Elinor, solo fue correcta. 

Curiosidades de la autora:
Jane Austen nació el 16 de diciembre de 1775 y falleció el 18 de julio de 1817. Sus novelas hablan sobre la aristocracia terrateniente y ganó fama e importancia histórica  debido a su estilo mordaz e irónico disfrazado de un estilo cándido, ya que tiene variadas interpretaciones. En su novelas hay algunos matices sobre la dependencia de las mujeres en el matrimonio para obtener una mejora en su posición social y seguridad económica.

Fueron su padre y hermanos mayores quienes influyeron en su educación, así como a través de su propia lectura, gozando de libertad para acceder a libros de la biblioteca de su padre y un tío. No solo experimentó con las novelas sino también cuentos, obras de teatro, poesía, novela epistolar... 


Ficha técnica:
Editorial: Alianza
Idioma: Español
Fecha de Publicación: 2013
Traductora: José Luis López Muñoz
ISBN-10: 8420675601
ISBN-13: 978-8420675602
Páginas: 528 págs. (formato impreso)
Formato: Tapa blanda con solapa
Precio e-book: 20,90 €
¿Dónde comprar?: | Amazon.es |

| WikipediaWiki-Eng |

Otras obras de Jane Austen:



2 comentarios :

  1. Solo decir que es mi historia favorita de todas las que surgieron de la cabecita de la gran Austen ;)
    Cariños!

    ResponderEliminar
  2. Creo que «Sensatez y sentimiento» junto a «Persuasión», son las obras que exploran ese lado romántico que yo sí creo que tuvo Jane Austen. :P
    Gracias por comentar Elizabeth.
    Tengo pendiente tu obra y está allí entre mis libros que quiero leer. ;)

    ResponderEliminar

Si te gusta, puedes compartirlo...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...